Dispositivo Calesca

Solicite cotización a contacto@medela.cl

Dispositivo Calesca de descongelación y calentamiento (uso hospitalario)

Calesca es un dispositivo para descongelar y calentar de manera segura y eficaz la leche materna en entornos hospitalarios, diseñado especialmente para cuidados individuales en la UCIN.

  • Calentamiento suave: pueden calentarse cantidades individuales de leche materna a una temperatura ideal para su consumo sin utilizar agua.
  • Descongelación rápida: la leche materna puede descongelarse, dosificarse y almacenarse en la nevera hasta que sea necesario utilizarla.
  • Seguro: el uso de aire caliente circulante en una cámara cerrada elimina la posibilidad de contaminación derivada del uso de agua.
  • Higiénico: las placas de inserción desechables reducen el riesgo de contaminación cruzada y facilitan la limpieza del dispositivo.

Sus exclusivas funciones también son aptas para la preparación centralizada de la leche directamente en la unidad de maternidad o en el departamento de pediatría. No obstante, en este caso, la manipulación de las placas de inserción desechables es fundamental para garantizar un uso higiénico y seguro.

¿Por qué es importante calentar de forma suave?

Las vitaminas y los nutrientes son importantes para el desarrollo del bebé. Calesca utiliza un método de calentamiento lento y suave para garantizar que la leche materna calentada no supere temperaturas o tiempos que puedan afectar a los nutrientes y las vitaminas.   Calesca es un dispositivo para descongelar y calentar de manera segura y eficaz la leche materna en entornos hospitalarios, diseñado especialmente para cuidados individuales en la UCIN.

Manipulación de la leche materna sencilla y flexible con Calesca

Gracias a Calesca, es posible preparar la leche materna de forma rápida e idónea con una gran variedad de biberones y jeringas. Sus dos modos independientes, calentamiento y descongelación, permiten una mayor flexibilidad para manipular la leche; p. ej., la leche materna congelada se puede descongelar, dosificar y refrigerar para utilizarla a lo largo del día o calentarla cuando sea necesario. Además, el calentamiento preciso en función del volumen de leche reduce el tiempo de calentamiento de pequeñas dosis. De manera adicional, Calesca mantiene la temperatura caliente hasta 30 minutos una vez acabado el ciclo de calentamiento, lo que permitirá a los usuarios retirar la leche materna cuando lo precisen. Las señales visuales y sonoras del dispositivo, que pueden desactivarse, indican de una manera clara la finalización del ciclo de calentamiento. La preparación de la leche materna ya no tiene secretos. El dispositivo puede acoplarse fácilmente a un portasueros, cerca de la cuna del bebé.

Placas de inserción desechables para un uso higiénico

Calesca emplea placas de inserción desechables para sujetar el biberón o la jeringa. Estas se adaptan cómodamente a la cavidad del dispositivo. Si Calesca se utiliza para la preparación centralizada de leche materna, cada placa de inserción se asignará a un bebé determinado y podrá etiquetarse con la información del paciente. Ello evitará el riesgo de mezcla y de contaminación cruzada. Se recomienda cambiar las placas de inserción cada 12 horas para cumplir los requisitos higiénicos.

Calesca puede ayudar a mantener la integridad óptima de la leche materna garantizando un método seguro, higiénico y estándar de preparación de la alimentación de los recién nacidos hospitalizados.