Datos empíricos sobre la lactancia: lo que se considera «normal» podría sorprenderte

Dic, 13 2017
Datos empíricos sobre la lactancia: lo que se considera «normal» podría sorprenderte

Muchas madres primerizas quieren saber si el desarrollo de su bebé y su rendimiento como madres lactantes está dentro de los parámetros de lo que se considera «normal». Pero en la lactancia la verdad es que cada bebé y cada madre son distintos. ¿Y eso qué significa? ¿Te estamos liando más?

En sus últimas investigaciones, la doctora Jacqueline Kent, experta en lactancia, define los límites de lo que se considera «normal». Sus hallazgos se presentaron en la novena edición del Simposio Internacional de Lactancia Materna de Medela en Madrid, en abril del 2014. Los descubrimientos de la doctora Kent confirman que en la lactancia materna no hay patrones concretos que los niños deban seguir, ni normas definidas sobre la manera correcta de dar el pecho. Tu producción de leche tarda unas semanas en regularse, así que no debes preocuparte si ves que parece baja durante las primeras semanas.

¡No te agobies! En lugar de cuestionarte si tu producción es mejor o peor que la media, echa un vistazo a estos fascinantes datos sobre lactancia materna y comprueba que lo que se considera «normal» es muy variado. 

 

 

 

Los conceptos de «demasiado a menudo» o «demasiado rato» no existen

A muchas madres primerizas les sorprende el apetito voraz con el que come su bebé. Según la doctora Kent, no es raro que los bebés se alimenten con sorprendente frecuencia y durante mucho rato. De acuerdo con su investigación, los recién nacidos toman el pecho entre 4 y 13 veces al día, y cada toma dura entre 12 y 67 minutos.

Por eso, da igual que tu bebé tome poca leche pero con intensidad y frecuencia, o que prefiera tomarla menos a menudo pero durante más rato. Todo lo que esté dentro de los citados abanicos es «normal», siempre y cuando el bebé vaya creciendo y ganando peso. Pero no te preocupes, porque las investigaciones indican que, a medida que tu bebé se hace mayor y aprende a mamar, la frecuencia y la duración de las tomas disminuye. Por tanto, anímate, ¡podrás volver a dormir!

 

 

 

Los bebés son muy buenos comedores

A veces puedes pensar que tu hijo está ingiriendo poca leche, pero por su boquita los bebés tragan mucho más de lo que parece. Tu bebé tomará toda la leche que necesite mientras haya. Es importante recordar que la producción de leche de la madre se ajusta a la necesidad del bebé, y no a la inversa. Por otra parte, piensa que, durante los primeros días, el bebé no necesita mucha leche para llenar el estómago.

La cantidad normal de leche que se consume en cada toma oscila entre los 54 y los 234 mililitros. Tu pecho nunca quedará totalmente vacío en una sola toma, así que no debes preocuparte por que a tu bebé le falte leche. De hecho, si decides extraerte leche después de darle el pecho, que no te sorprenda que todavía puedas sacarte un poco más.

La necesidad del bebé define la cantidad de leche que produces. La producción de esta tarda un poco en regularse y en aumentar para que te puedas extraer más de la que el bebé necesita tomar. Si tu bebé mama constantemente con un apetito voraz y te da la sensación de que no consigues levantarte del sillón ni de hacer nada más, no te desesperes: a medida que el lactante crece, las tomas tienden a ser más breves y menos frecuentes; aunque en realidad los bebés están obteniendo la misma cantidad de leche.

Sucríbete al newletter, y recibe un cupón de envío GRATIS!
Recibe nuestra promociones exclusivas y entérate de todas las novedades

$39.990

+

$39.990

+

$87.350

+

$2.190

+

$3.900

+

$3.100

+

$14.990

+

$23.600

+

$20.600

+

$12.600

+

$345.000

+

$7.100

+

$21.658

+

$9.990

+

$32.600

+

$35.000

+

$20.200

+

$12.600

+