Congestión mamaria fisiológica

Marzo, 26 2018
Congestión mamaria fisiológica

Puede que los notes duros, hinchados y calientes, y también pueden estar ligeramente enrojecidos. Se trata de algo positivo, ya que te indica la «subida» de la leche.

Los primeros días

Durante los primeros días después del parto, el pecho sigue blando y produce calostro, la primera leche. El calostro es de muchos colores y la cantidad puede parecer pequeña, pero se produce justo en la cantidad correcta. El calostro es rico en factores inmunológicos que protegen a tu bebé recién nacido.

En 72 horas aproximadamente notarás cambios en los pechos. Se llenarán y se pondrán firmes, calientes y quizás duelan cuando la producción de leche aumente y el calostro comience a dejar paso a la leche madura. Este cambio en la turgencia del pecho se denomina congestión fisiológica.

Algunas mujeres notan ciertas molestias en los pechos; otras apenas perciben ningún cambio. Es normal y frecuente sentir molestias leves o moderadas. Esta situación suele durar entre 18 y 24 horas. Sin embargo, cada mujer es distinta, de modo que la congestión fisiológica puede alargarse más o menos.

¿Cuándo me subirá la leche?

Tus pechos se ajustarán con el tiempo y producirán exactamente la cantidad correcta de leche para tu bebé. En casos extremos o congestión dolorosa prolongada, solicita ayuda a una consultora de lactancia o un profesional sanitario. Tu bebé te ayuda a aliviar la congestión extrayendo leche con frecuencia. Esto significa que debes darle el pecho al menos entre 8 y 12 veces cada 24 horas. Si tu bebé no se coloca adecuadamente o no hace tomas frecuentes, los pechos pueden llegar a llenarse demasiado. También puedes extraer la leche para mitigar la congestión.

Esta turgencia reduce la elasticidad de los pechos y los pezones, lo que puede conducir a más dificultades de enganche del bebé o hacer que te duelan los pezones.

Lo normal es que la congestión fisiológica se solucione en los cuatro o cinco primeros días. Si persiste, consulta a un profesional sanitario que pueda ayudarte. Continúa dando el pecho con frecuencia y sin restricciones. La congestión fisiológica no implica que estés produciendo demasiada leche, y para evitar problemas, es importante que el bebé drene el pecho con frecuencia.

Sucríbete al newletter, y recibe un cupón de envío GRATIS!
Recibe nuestra promociones exclusivas y entérate de todas las novedades

$32.600

+

$32.600

+

$32.600

+

$37.000

+

$37.000

+

$37.000

+

$23.600

+

$14.600

+

$6.035

+

$345.000

+

$199.000

+

$169.000

+

$345.000

+

$199.000

+