¿Cómo compaginar la lactancia y la vuelta al trabajo?

Marzo, 12 2018
¿Cómo compaginar la lactancia y la vuelta al trabajo?

La vuelta a la vida laboral no debe significar dejar de dar el pecho a tu bebé. Antes de incorpórate a tu trabajo debes tener en cuenta factores importantes, como los meses que tiene tu pequeño o si vas a poder extraerte leche en tu puesto de trabajo. Con una organización adecuada, la extracción de leche en el trabajo y la lactancia se pueden realizar de forma sencilla.

Lactancia y trabajo

La vuelta a la vida laboral no debe significar dejar dar el pecho a tu bebé. Antes de incorpórate a tu trabajo debes tener en cuenta factores importantes, como los meses que tiene tu pequeño o si vas a poder extraerte leche en tu puesto de trabajo. Con una organización adecuada, la extracción de leche en el trabajo y la lactancia se pueden realizar de forma sencilla.

Mantener tu misma rutina laboral, en ocasiones será complicado. Intenta dialogar con tus responsables y explicarles tu situación. Plantea a tu jefe un horario que os encaje bien a los dos.  Puedes pedir una reducción de jornada o comprimir las horas que estás en la oficina para salir un poco antes. Si tu profesión te lo permite, puedes barajar la posibilidad de tele trabajar desde casa.

Para facilitarte la tarea, a continuación te ofreceremos una serie de recomendaciones para que te sea posible proseguir con la lactancia materna tras la vuelta al trabajo.

 

 

Utiliza un extractor de leche

 

Medela te ofrece varias opciones para atender a todas tus necesidades y modo de vida. Podrás elegir entre sacaleches manuales portátiles, eléctricos (te permiten la extracción sin mano) y dobles.

Es aconsejable usar un extractor doble; es decir, un sacaleches con el que podrás extraer leche de ambos pechos al mismo tiempo, lo que te permitirá reducir el tiempo necesario de extracción a la mitad.

Con este sistema de extracción doble conseguirás sacarte más leche y esta además tendrá mayor contenido energético para tu bebé. Se trata de una de las maneras más óptimas para ahorrar tiempo, ya que es la mejor forma de vaciar los pechos y estimular la producción de leche.

Naturalidad, ante todo

Comparte con tus compañeros tu estado actual y haz de la lactancia algo natural, ya que forma parte de tu día a día. Para tus compañeros será algo normal y entenderán perfectamente la situación.

 

No estás sola

 No pienses que por el hecho de tener un bebé tengas que dejar tu carrera profesional de lado. Es normal que los primeros días de trabajo te sientas un poco agobiada, pero recuerda que no estás sola, siempre puedes acudir a una consultora de lactancia que te asesore y no te olvides de que existen grupos de madres trabajadoras que han pasado por tu misma situación. Ellas te van a ayudar y te guiarán en esta nueva etapa de tu vida.

Tu pareja es tu mejor aliada

Apóyate en él o ella, ya que es un periodo en el que os tenéis que ayudar mutuamente. Aunque en un primer momento no tendrás tiempo para nada, intentad buscar momentos para pasar tiempo juntos.

Sucríbete al newletter, y recibe un cupón de envío GRATIS!
Recibe nuestra promociones exclusivas y entérate de todas las novedades

$3.900

+

$2.190

+

$3.100

+

$6.000

+

$6.000

+

$19.900

+

$23.600

+

$7.100

+

$345.000

+

$199.000

+

$169.000

+

$51.900

+

$345.000

+

$199.000

+