Anatomía de la mama

Diciembre, 18 2018
Anatomía de la mama

Cambios en el pecho durante el embarazo

En la primera mitad del embarazo se produce la diferenciación secretora (la diferenciación de las células epiteliales alveolares en células secretoras de leche), la ramificación de los conductos galactóforos y la formación de lobulillos mamarios (mamogénesis). El crecimiento y desarrollo de los tejidos mamarios comienza entre la tercera y la cuarta semana de la gestación con la ramificación de conductos específicos y la formación de lobulillos. La proliferación de las porciones distales de los conductos tiene como resultado la formación de múltiples alvéolos (que contienen lactocitos, células secretoras de leche).

La mamogénesis está influenciada por una serie de hormonas, entre las que se incluyen la progesterona, la hormona del crecimiento y otras, que permiten la diferenciación completa de los lobulillos. Esta diferenciación puede hacerse patente con la primera aparición del calostro durante la fase del desarrollo secretor, en la segunda mitad de la gestación. En este momento, la glándula mamaria se llena progresivamente de lactocitos diferenciados capaces de sintetizar los componentes de la leche (proteínas, lactosa, caseína, α-lactoalbúmina y ácidos grasos) en forma de calostro (aunque puede que solo se disponga de un pequeño volumen de calostro, de unos 30 ml/día). Inmediatamente después de estos cambios, se produce una aceleración del crecimiento de los lobulillos y de la secreción alveolar, ya en la última parte del embarazo.

A lo largo del embarazo se produce un crecimiento significativo del tejido secretor, que alcanza aproximadamente el doble del volumen de tejido adiposo en el pecho lactante. Todos estos cambios suelen conllevar un considerable aumento del tamaño de la mama y el pezón durante el embarazo. Sin embargo, el crecimiento mamario varía mucho de unas mujeres a otras y oscila entre poco o ningún crecimiento y un crecimiento significativo. En la mayoría de las mujeres, el aumento del tamaño del pecho se produce en la semana 22 de la gestación, aunque algunas mujeres también presentan un importante crecimiento de la mama al final del embarazo. No obstante, no existe relación alguna entre el crecimiento mamario y la capacidad de dar el pecho y de producir leche un mes después del parto.

Alteraciones de la mama después del destete

Tras el destete del bebé, la glándula mamaria sufre una reestructuración para retornar al estado previo al embarazo, quedando lista para repetir el mismo ciclo de desarrollo cuando se produzca el siguiente embarazo. Este proceso incluye la retirada de las células epiteliales productoras de leche, produciéndose la apoptosis del epitelio alveolar, que es sustituido por adipocitos. 

Sucríbete al newletter, y recibe un cupón de envío GRATIS!
Recibe nuestra promociones exclusivas y entérate de todas las novedades

$39.990

+

$9.300

+

$39.990

+

$39.990

+

$87.350

+

$2.190

+

$14.990

+

$23.600

+

$20.600

+

$12.600

+

$345.000

+

$7.100

+

$21.658

+

$9.990

+

$32.600

+

$35.000

+

$20.200

+

$12.600

+